Ir a página
principal
 
 

VENDAJES








DATOS HISTORICOS

El vendaje funcional, en su expresión más moderna y avanzada, tiene sin duda una raíz histórica que se pierde en el tiempo; en efecto, en la actualidad aún se conservan en buen estado las "momias", expresión de la gran habilidad de los egipcios en el uso de los vendajes; las primeras huellas de uso terapéutico de las vendas se remontan a los antiguos griegos (Hipócrates, Quirón) y toda la historia antigua, medieval e incluso más reciente, nos ha dejado una amplia documentación de dicho método aplicado a la Medicina.

Se atribuye a la escuela americana el mérito de haber impulsado el uso de los vendajes en el mundo del deporte. De hecho hace aproximadamente 30 años, los entrenadores de baloncesto empezaron a usar vendas adhesivas para "proteger" las articulaciones de sus atletas y a partir de ellos dicho método se ha difundido ampliamente. Durante años el "taping americano", ha sido usado para proteger las articulaciones, las zonas musculares, estructuras ósteo-tendinosas según el principio mecánico del "sistema tirante" opuesto al mecanismo lesional. Al final de los años 70 las escuelas europeas (holandesa y francesa) de preeminente tendencia fisiokinesiterápica y reumatológica han tratado de superar el principio mecánico del "taping americano" mediante una contención que respete en mayor medida la fisiología de las estructuras protegidas según el principio técnico de la "inmovilizacion parcial". Esta prevé una "protección" aplicada sólo en el plano de acción de la fuerza patomecánica o potencialmente tal.

Durante el "Encuentro Internacional de Medicina y Baloncesto" que tuvo lugar en Pesaro en 1982 se habló y discutió por primera vez acerca del "vendaje funcional", término adoptado por el autor Prof. Frignani.
Nace de este modo oficialmente la Escuela Italiana de vendaje funcional que representa un adelanto y superación del clásico "taping" porque se propone adaptar el efecto biomecánico de la contención a la libertad del movimiento fisiológico sin crear inmovilizaciones bruscas, que se adaptan mal a los mecanismos neuromusculares reguladores del movimiento. Del principio mecánico del "sistema tirante parcial" de la Escuela Europea, hemos llegado por lo tanto, al principio de la "movilidad contenida" gracias al vendaje funcional de la Escuela Italiana.
 
 

DEFINICION

Se entiende por vendaje funcional a la protección de "contención dinámica" que utilizando vendas adhesivas extensibles e inextensibles oportunamente combinadas, se propone obtener la protección de determinadas estructuras músculo-tendinosas y cápsulo-ligamentosas frente a agentes patomecánicos o potencialmente tales, sin limitar la movilidad articular sobre cualquier plano en que ésta se desarrolle.
 
 

TIPOLOGíA                                                           ROL                                                     FUNCIONES
- articulares                                                         - preventivo                                               - descarga
- músculo-tendinosas                                           - terapéutico                                              - estabilización
                                                                           - rehabilitativo                                            - soporte psicológico
                                                                                                                                             - compresión
                                                                                                                                             - sostén
                                                                                                                                             - antálgico
 
 

VENDAJES




VENDAJES ARTICULARES

Se utilizan para "proteger" las estructuras cápsulo-ligamentosas estabilizadoras pasivas de las articulaciones.
Los materiales se usan combinados de varias maneras según sea su fin o la morfología de la zona articular que hay que "proteger".
 

VENDAJES MUSCULO-TENDINOSOS

Se utilizan como "protección" de las estructuras musculares y/o tendinosas.
 

VENDAJES PREVENTIVOS

Se utilizan normalmente en las competiciones y en los entrenamientos y tienen la precisa
finalidad de proteger las estructuras potencialmente más vulnerables a esfuerzos pato-
mecánicos específicos en los deportes "de riesgo", para:
- defectos somáticos congénitos o adquiridos;
- defectos de postura;
- inestabilidades crónicas yatrogénas secundarias a traumatismos previos.
- cargas iterativas submaximales crónicas con efecto lesivo acumulativo (microtraumatismo repetido).
Los vendajes preventivos deben retirarse siempre después de la competición o el entrenamiento.
 

VENDAJES TERAPEUTICOS

Se usan en el tratamiento de lesiones traumáticas agudas o microtraumáticas crónicas en las que puede existir o no daño anátomo-patológico (ver capítulo de indicaciones), con el fin de obtener la curación clínica de la lesión evitando la inmovilización total.
 

VENDAJES REHABILITATIVOS

Se usan en la fase de recuperación del atleta, cuando ya se ha conseguido curar la lesión (independientemente de la gravedad y del tipo de tratamiento) y se desea obtener la recuperación precoz de toda la movilidad articular, de la sensibilidad propioceptiva y de la coordinación motoría, factores indispensables para que el atleta recupere totalmente su condición física:

- Las funciones son: Mecánicas y Genéricas
- Las funciones mecánicas son: Sostén
                                               Descarga
                                               Estabilización
                                               Compresión
 
 

 Sostén
 articular realizado con esparadrapo para "taping": tiene la función particular de proteger las estructuras cápsulo-ligamentosas frente a agresiones pato-mecánicos.

 Descarga
 funcional realizada con vendas extensibles en los diferentes planos; tiene su perfecta aplicación en las estructuras músculo-lendinosas y tiene la función de amortiguar las fuerzas distractivas, que actúan sobre la unidad motora. La técnica utiliza anclajes musculares para reducir la intensidad de la contracción muscular y anclajes tendinosos que actuando sobre las palancas esqueléticas insercionales, dist¡enden la estructura tendinosa. El uso de la venda extensible es preferible para evitar inmovilizaciones bruscas, que se adaptan mal a los automatismos neuro4isiológicos de estas estructuras como se ha dicho precedentemente.
 

 Estabilización
 artcular con combinación de vendas extensibles e inextensibles; su cometido es potenciar la función de contención de los ligamentos debilitados, insuficientes o en todo caso vulnerables al estrés de la carga deportiva. La estabilidad activa está condicionada por la exigencia técnica de preservar el movimiento fisiológico y por consiguiente mantener activa la propioceptividad. La técnica prevé la colocación de cintas estabilizantes a lo largo de los ejes neutros de las articulaciones que se deben proteger con el consiguiente uso reducido de material.

 Compresión
 articular y muscular realizada con vendas extensibles; tiene la función de ejercer una presión que se opone, en términos físicos, a la formación de eventuales derrames articulares o hematomas musculares.

 - Las Funciones genéricas son de: Soporte Psicológico
                                                     Antálgica-antiflogística.

 Soporte Psicológico
 el atleta protegido por el vendaje, recupera con mayor rapidez aquella seguridad indispensable para una mayor vigilancia subjetiva y un mejor rendimiento atlético.

 Antálgica-antiflogística
 relacionada con el reposo funcional producido por el vendaje en la estructura lesionada. Es muy apreciada por el atleta y por el técnico dado que favorece una rápida reintegración del atleta en la actividad deportiva.
 
 

TECNICA




El estudio y el desarrollo del vendaje funcional han permitido codificar algunos principios
básicos fundamentales que los entendidos en la materia deben tener siempre presentes,
para evitar incurrir en errores de indicación que podrían ser altamente dañinos.
Es oportuno por lo tanto:
- Hacer un diagnóstico "precoz y preciso" utilizando todos los soportes clínicos e instrumentales necesarios;
- Analizar en términos "biomecánicos", la fisiología del movimiento traumático;
- Respetar el principio de la "movilización contenida" aplicando poco material sobre las
protecciones cutáneas a proteger;
- Conocer las técnicas fundamentales del "taping" (empalizada, trenzado, de mariposa,
en abanico etc.), y su función.
- Escoger materiales cuyas propiedades estructurales resulten más eficaces para los
fines del vendaje.
- Evitar que el vendaje permanezca "in situ" más de 10 días para evitar fenómenos irritativos cutáneos;
- Preparar adecuadamente la piel mediante depilación, y mejorar la adhesividad con el
uso de sustancias desgrasantes y benjuí.
 
 

MATERIALES




 Un vendaje funcional ejecutado correctamente requiere el uso de materiales combinados y utilizados de modo diverso:
  - Vendajes adhesivos extensibles o distensibles;
  - Vendas adhesivas inextensibles (esparadrapo de "taping")
  - Piezas de gomaespuma de diferente forma y dimensión;
  - protecciones cutáneas cuyo uso queda exclusivamente reservado para aquellos casos inusuales en los que se ha comprobado una intolerancia cutánea por contacto o alergia a los materiales adhesivos o a los tejidos que componen la trama básica de las vendas.
  - Malla tubular distensible de cobertura.
 Las vendas adhesivas son el material de base que constituye el soporte fundamental de todo vendaje y sus propiedades dependen del tejido de soporte y del material adhesivo (a base de látex o acrílico) que debe tener características bien precisas.
 El tejido debe ser:
  - Poroso, para permitir la transpiración cutánea con el fin de evitar depósitos de sudor que podrían disminuir la resistencia del vendaje.
  - Resistente, para poder absorber de modo satisfactorio los esfuerzos patomecánicos que se descargan sobre él;
  - Fácil de romper (esparadrapo de "taping">, para que el especialista lo pueda romper con extrema facilidad en la fase de confección del vendaje.
 El material adhesivo debe ser:
  - Hipoalergénico, para evitar reacciones cutáneas locales que podrían contraindicar el uso de dicho método, y para la transpiración cutánea;
  - Con una buena adhesividad, por cuanto la estrecha relación entre piel y venda es fundamental para la validez y la resistencia del vendaje en el tiempo. A tal efecto, hay que recordar que la piel debe prepararse adecuadamente, depilándola cuidadosamente y aplicando compresas con éter o sustancias similares para desengrasar y limpiar la misma de eventuales residuos inertes, favoreciendo de este modo la resistencia del vendaje; la venda adhesiva debe poder desenrollarse con facilidad para evitar tensiones involuntarias durante la confección de la estructura de contención.
 Las vendas distensibles se utilizan principalmente por su propiedad compresiva; asimismo pueden desempeñar también, aunque limitadamente, una función de descarga y de estabilización.
 Las vendas inextensibles tienen una peculiar función de sostén: estabilización de la carga.
 El vendaje funcional nace de una diferente combinación de los dos tipos de vendas y la prevalencia de un tipo sobre otro depende de la función que el vendaje debe cumplir, dando prioridad al componente inextensible si se desea primar la contracción y la resistencia.
 Las piezas de gomaespuma tienen una utilización limitada a los casos en los que pudiera ser necesario conseguir una acción compresiva local más eficaz (ver lesiones musculares agudas), una acción de sostén (por ejemplo arco longitudinal o transversal anterior del pie), una acción de descarga (por ejemplo para alzar el apoyo calcáneo).
 La malla tubular se usa optativamente para dar un acabado estético y mayor estabilidad al vendaje.
 
 

INDICACIONES DE USO





 Los usos del vendaje funcional son múltiples y se diversifican en base a su tipología;
  -en la prevención: se usa como alternativa al "taping americano" y tiene una amplia aplicación, debe predominar el componente distensible, puesto que debe ser lo más dinámica posible para poder adaptarse del mejor modo posible a las necesidades del "gesto atlético". El vendaje preventivo nunca debe usarse en zonas articulares "sanas" desde el punto de vista morfológico, estático y dinámico.
  -en el tratamiento: se usa como protección integrativa, pero no substitutiva, de la férula de escayola: debe predominar el componente inextensible por cuanto se debe obtener una contención más rígida y una mayor resistencia.

                                              1ªINTERVENCIÓN      distorsiones benignas grado 0-1 seg. Lanzetta
                                                                                     en la elongación y distensión muscular

LESIONES
AGUDAS                           después del uso de la férula     distorsiones de grado 2 y 3 seg. Lanzetta
                                              de yeso (para tratamiento        rotura muscular completa
                                              cruento o no) reduciendo         rotura espontánea tendinosa
                                              el período de inmovilización
 
 
 

                                               inestabilidad articular crónica            de primera elección en espera del tratamiento quirurgico
LESIONES
CRÓNICAS
                                               tendinopatías                                    de primera elección tanto en el tratamiento conservador
                                                                                                       como en el post-quirurgico

 - en la rehabilitación: se usa de forma protocolizada como protección integrativa para tratamientos fisiokinesioterápicos. En este caso habrá un predominio del componente inextensible, que progresivamente irá dejando más espacio al componente distensible a medida que la recuperación de las funciones "naturales" de estabilizacion vigilancia propioceptiva" y coordinación muscular requieran una mayor dinamización del vendaje funcional.